lunes, 21 de julio de 2014

Pan Pita Integral....



Tengo muchísimas recetas de pan pita, desde la que hicimos en mi curso de panadería, hasta otras tantas que he recolectado de diversos blogs y libros. La verdad todas mas o menos igual de sabor. Siempre me frustraba que mis pitas si bien sabrosas nunca quedaban abombadas completamente como para poder rellenarlas bien, solían abombarse de un lado pero del otro quedar como pegadas en ella misma,  yo quería mis pitas como algunas de las que venden en el super que son como  bolsillitos para rellenar, así que cuando vi esta receta de Paul Hollywood, me animé a prepararla y Eureka.... salieron  tal cual como las quería, así que ahora que tuve el resultado que siempre había deseado la comparto por si acaso había alguien por allí sufriendo de pitas pegadas como yo.

Tengo que advertir una y mil veces mas que el tema foto sigue siendo un dolor de cabeza y la verdad que ninguna de la que publico hace merito para ello, pero es que o me conformo con eso o cierro el blog por falta de imágenes decentes. Solo les pido que confíen en que si publico alguna receta es porque de verdad vale la pena, no se dejen desencantar por las imágenes, tratare de mejorar pero no garantizo nada...



Ahora a la receta:

250 gr Harina de fuerza o de panadero  ( en mi caso las hice con harina integral)
5 gr de Sal
4 gr de levadura instantánea o de acción rápida
160 gr de agua
2 cucharada de aceite de oliva

En un bowl  amplio  colocar la harina y la sal,  hacer un hueco en centro, agregar el agua con la levadura disuelta en ella y  el aceite de oliva. Empezar a amasar integrando bien todos los ingredientes, al principio la masa es como rugosa y pegajosa, una vez que estén todos los ingredientes bien incorporados volcarla sobre la mesa y seguir amasando unos 10 minutos mas hasta conseguir una masa muy  suave pero que no se pegue a los dedos.

Hacer un bollo con la masa y colocarlo en un molde engrasado, cubrir con un paño y dejar leudar hasta que doble en tamaño ( o si prefieren guiarse por tiempo unas 2 o 3 horas).
Una vez transcurrido este  leudado, precalentar el horno a 220 C y colocar en el centro del mismo una bandeja de hornear o mejor aun si tienen una piedra  de esas donde se hornea la pizza, lo importante es que  sea la bandeja o la piedra estén bien calientes.
Espolvorear un poco de harina sobre la mesa de trabajo, volcar la masa en ella y sacarle el aire, dividir la masa en 6 a 8 piezas ( dependiendo del tamaño que quieran sus pitas ) y hacer con cada pieza un bollito redondo. Con un rodillo espolvoreado de harina estirar los bollitos de masa mas o menos en forma ovalada o redonda ( como mas les guste) y hasta conseguir un grosor de 3mm. Sacar con mucho cuidado la piedra ( o bandeja de hornear)  caliente del horno, espolvorear con semolina  e ir colocando los panes estirados dejando espacio entre uno y otro, colocar nuevamente en el horno y dejarlas entre 5 y 10 minutos hasta que veamos q se inflan y se ponen doradas, retirarlas del horno y ponerlas a enfriar cubriéndolas con un paño de cocina limpio para que el vapor que generan las mantenga suaves. Repetir el procedimiento con el resto de los bollitos de masa. Perfectas para consumir de inmediato o  enfriarlas y guardarlas 1 día a temperatura ambiente en una bolsita plástica o también pueden ser congeladas.






miércoles, 9 de julio de 2014

Pancitos Berlineses



En estos días buscando la receta de los pancitos  de avena que preparo con frecuencia para que mi hija lleve al colegio, me detuve un poco a releer las otras recetas  de un libro escrito por Marcelo Vallejo ( se acuerdan cuando en Venezuela se veía por cable el canal UTILISIMA Satelital , el chef panadero que hacia el programa con Osvaldo Gross llamado el panadero y el pastelero), pues hace muchos años mi hermana me trajo de la Argentina un librito llamado A LA HORA DEL TE, publicado por Editorial Atlántida, no es muy extenso ya que se trata de una selección de recetas pensadas para acompañar el te, de manera muy distinta por cierto a como se hace por aquí en Inglaterra, hay un poco de todo, panes y galletas, facturas y roscas, masitas y bocados salados, muffins , scones y tartas.




En su momento hice unas cuantas de las recetas de allí (mayormente de pastelería) y la verdad es que todas me quedaron muy bien, no se porqué razón no había seguido probando las demás  recetas de panes ... es decir si lo sé, es que  tengo tantos libros de cocina mas todo lo que hay en Internet que aunque me lo proponga y con frecuencia prepare cosas  nuevas,  es muy dificil poder hacer todo lo que me llama la atencion  y tengo pre-seleccionado,  digamos que por épocas voy tomando un libro o dos a la vez y trato de hacer un recorrido de lo que me parece mas atractivo y realizable, voy haciendo mis anotaciones en los libros con modificaciones, equivalencias o algun comentario sobre la receta para cuando en algun momento regrese por alli acordarme de los detalles .



Como  esta vez le tocó el turno a este libro  y todas las recetas que he hecho hasta ahora han salido tan buenas,  poco a poco las  iré compartiendo porque de verdad merecen la pena, no se si el librito aun se encuentra disponible por alli, pero si alguna vez lo consiguen no duden en comprarlo porque vale la pena.




Es el caso de estos pancitos, los preparé y serví como el sugiere  con crema chantillí y frutos rojos (estamos en plena estación y cerca de casa hay una granja donde uno recoge las frutas y verduras que le provocan y luego a la salida las  pesan y uno paga lo que recogió ... mas fresco imposible).



Aquí les dejo la receta a ver si se animan:

Prefermento:
35 gr de levadura natural en pasta (o 17 gr de levadura seca, o 12 gr de levadura instantánea)
75 cc de agua
1 cdita de azúcar
1 cda de harina de fuerza ( de panadero o de alto contenido de proteína)

Disolver la levadura en el agua, agregar el azúcar y la harina, integrar bien, cubrir  y dejar reposar unos 20 minutes hasta que este bien espumoso.

Masa:
2 huevos
1 yema
70 gr azúcar
1 cdita de vainilla
50 cc de crema de leche
500 gr de harina de fuerza
1 cdita de sal
65 de mantequilla a temperatura ambiente.

Juntar en un bowl los huevos, la yema, el azúcar, la vainilla y la crema, mezclar bien y agregar  el prefermento. Ir añadiendo la harina, la sal y la mantequilla blanda y empezar a amasar hasta obtener una masa tierna, si la notamos muy seca agregar poquito a poco leche a temperatura ambiente, una vez todo unido volcarlo en la mesa de trabajo y  seguir amasando hasta obtener una masa suave y elástica que no se pegue a los dedos. Hacer un bollo grande y colocarlo en un envase tapado y dejar reposar una hora.
Al cabo de ese tiempo , bajar la masa dividirla en porciones de mas o menos 50 gr, hacer bollitos redondos y colocarlos en una placa aceitada o  antiadherente, dejando una distancia como de 2 cm entre uno y otro porque crecen bastante. Cubrir con un paño limpio y dejar leudar mas o menos una hora o hasta que doblen  el volumen inicial.

Precalentar el horno a 200 C (170 si es convección), barnizarlos con huevo batido (opcional)  hornearlos mas o menos 15 a 20 minutos evitando que se doren demasiado, en cuyo caso se pueden cubrir con papel de aluminio a mitad de cocción.

Al  sacarlos del horno colocarlos en una rejilla a enfriar, cortar por el medio rellenar con un poco de mermelada, finalizar el borde con crema chantilli y espolvorear con azúcar impalpable.

Quedan muy suaves, recuerdan la textura de la brioche pero  sin el sabor acentuado a mantequilla, una vez fríos los pueden colocar en el freezer bien envueltos en plástico y dentro de una bolsa bien sellada y allí duran varias semanas.









sábado, 21 de junio de 2014

CHAPATIS


Los Chapatis son unos panes planos sin levadura, originarios de la India los cuales se cocinan directamente sobre el fuego,  para lo cual se necesita ser muy rápido colocando el pan sobre la llama, volteandolo y moviéndolo con destreza evitando quemarse en la maniobra. A las niñas en la India se les enseña desde temprano como hacerlo y se supone que dominar la técnica es señal de haberse convertido en buena cocinera. Menos mal que también quedan muy bien  si se hacen en un sartén plano ( como el que se usa para las crepes o panquecas) . Como no tienen levadura son muy rápidos de hacer, no hay que esperar largo descanso ni leudado, y son muy sabrosos recién hechos, perfectos para acompanar currys o comidas con salsa,  cortándolo groseramente con la mano y usándolos como si de una cucharilla de tratara o una servilleta comestible para recoger la salsita que queda en el plato.

Solo 4 ingredientes fáciles de conseguir y una técnica de amasado y formado muy sencilla, los ingredientes dan para 6 panes.






Ingredientes:

250 gr de Harina integral de trigo
5 gr de sal
20 ml de aceite de oliva
160 ml de agua.

Mezclar todos los ingredientes juntos en un bowl y amasar  lo necesario para formar una masa algo pegajosa. Enharinar ligeramente el mesón y colocar la masa  allí para amasarla con mas comodidad,  trabajar la masa mas o menos 10 minutos hasta que esté elástica y suave. Colocar la masa en un envase ligeramente aceitado, cubrir y dejar descansar unos 20 minutos.
Dividir la masa  en 6 partes ,  formar 6 bolitas y luego estirarlas con la ayuda de un rodillo lo mas fino que se pueda para obtener círculos de aproximadamente 20 cm de diámetro. Enharinar el rodillo y la mesa para evitar que se peguen durante el proceso.
Calentar un sartén a fuego medio-alto, rociar con un poco de aceite e ir cocinando los chapatis mas o menos 2 minutos por lado dándoles vuelta con frecuencia, servir de inmediato.




jueves, 19 de junio de 2014

BROWNIES DE OREO



Esta receta de brownies  es perfecta para los amantes de la universal galleta oreo, o para aquellos que no pueden comer o no les gustan las nueces, pero que sin embargo quieren  conseguir una  textura crujiente dentro de los famosos brownies.
Es muy sencilla, pocos ingredientes que normalmente tenemos en la despensa y muy rápida de preparar.

Para empezar  enmantequillar y enharinar un molde de aproximadamente 25 x 20 cm
Precalentar el horno a 350 F

Ingredientes:
165 gr mantequilla derretida
200 gr de chocolate oscuro picado en trozos pequeños
3 huevos mas 2 yemas
165 gr de azúcar morena ( azúcar blanca también sirve)
50 gr de harina leudante
25 gr de cacao en polvo
100 gr de galletas oreo en trozos

Fundir el chocolate con la mantequilla en el microondas o en una ollita a fuego bajo, poner a un lado para que enfríe.
En un bowl grande colocar los 3 huevos y 2 yemas, agregar la pizca de sal y empezar a batir (con la batidora eléctrica), ir añadiendo el azúcar por cucharadas siempre batiendo a alta velocidad hasta lograr que haya aumentado el volumen y la mezcla sea una espuma muy aireada y densa, agregar el chocolate con mantequilla y la harina y cacao cernidos, incorporar con suavidad lo necesario para que la mezcla se vea homogénea, añadir la mitad de las galletas picadas a la masa. Volcar todo el preparado en el envase que tenemos previamente preparado y poner el resto de las galletas por encima . Hornear 25 a 30,  debe quedar el centro húmedo y la capita exterior crujiente. dejar enfriar antes de desmoldar y cortar en porciones 














sábado, 14 de junio de 2014

Muffins de Blueberries y avena


Por aquí es la temporada de los frutos rojos,  es el comienzo del verano y hay de toda clase, fresas, frambuesas, moras, grosellas y muchas mas que en Venezuela nunca hemos visto. Mis favoritas de siempre han sido las cerezas pero desde que descubrí las blueberries me he vuelto adicta a esa dulce y jugosa frutita, que además queda muy bien en postres y dulces.

La receta que hoy les traigo son unos ricos muffins de avena y blueberries, aunque procuro colocar recetas que puedan hacerse con productos que se consigan en Venezuela, no solo porque es mi país sino porque se que la mayoría de los que me leen son de allá,  la verdad es que no es un secreto lo complicada que se ha vuelto la vida en mi  agobiado país y  conseguir básicos como harina, mantequilla, azúcar etc muchas veces es una proeza, ahora ni pensar en azúcar morena, crema agria y blueberries.

Pero es que esta receta es tan fácil, ensucia tan poco y el resultado es tan sabroso que me da pena no compartirla, así que confío en el ingenio de mis compatriotas que seguro encontraran la manera de sustituir lo que no consigan (allí les apunto algunas sugerencias) y obtener un resultado tan bueno o mejor que el mio.

Las fotos como siempre no me quedaron bonitas, pero todos están advertidos que soy mejor cocinera que fotógrafa, así que confíen  en que las recetas que publico  vale la pena hacerlas aunque las fotos no les hagan justicia.
Dicho esto vamos a la receta.




Ingredientes:
100 gr de mantequilla derretida
300 gr de harina leudante
275 gr de azúcar morena ( o  azúcar normal)
75 gr de avena en hojuelas
1 cdita polvo de hornear (royal o similar)
1 cdita de bicarbonato de soda
Pizca de sal
200 gr de blueberries (supongo que cualquier fruto rojo que consigan vale, si no pues uvas pasas deben funcionar)
300 gr de crema agria (yogurt natural debe funcionar o crema de leche con un poco de jugo de limón)
2 huevos enteros mas una yema.

Preparación:
Precalentar el horno  a 350 F,  poner los capacillos o cápsulas de papel en los moldes de muffins ( depende del tamaño pueden salir entre 12 y 16)
En un envase grande colocar la harina, azúcar, polvo de hornear, bicarbonato, 50 gr de la avena en hojuelas y sal, mezclar todo y hacer en el medio un hueco donde colocaremos la crema, huevos, yema y mantequilla derretida , remover con espátula de goma incorporando bien todos los ingredientes pero cuidando  no sobrebatir, agregar las blueberries o fruta de su elección ( dejando algunas aparte para colocarlas por encima), espolvorear el resto de la avena por encima y hornear mas o menos 25 minutos, hasta que los vean bien doraditos y como acarameladitos por encima.
Los mios se ven marroncitos en parte por el azúcar morena y en parte por el color que desprenden las blueberries que oscurecen la masa.
Recién hechos son celestiales, pero igual duran en buen estado un par de días en un envase bien cerrado y si quieren una vez fríos los pueden congelar para otro momento.
Esta receta la adapte del libro Fast, fresh and easy food de Lorraine Pascale